Teoría de las inteligencias múltiples

Antiguamente, se concebía la inteligencia como algo unitario, relacionado únicamente a lo meramente cognitivo. Sin embargo, a finales del S.XX, se propusieron teorías que apoyaron la posibilidad de distinguir entre otros tipos de inteligencias además de la cognitiva.

En este post, me centraré en la Teoría de las inteligencias múltiples pero, además de esta, podréis encontrar otras como la Inteligencia emocional o la Teoría triárquica de la inteligencia.

Howard Gardner fue el autor de la Teoría de las inteligencias múltiples, fue un neuropsicólogo que formuló esta teoría gracias al análisis que realizó de las capacidades cognitivas en menores y adultos. Según Gardner, la inteligencia se define como: la capacidad para resolver problemas cotidianos, para generar nuevos problemas para resolver y la capacidad de crear productos u ofrecer servicios valiosos dentro del propio ámbito cultural. Realizó una distinción de 8 marcos mentales o inteligencias que explicamos a continuación:

  1. Inteligencia viso-espacial: La inteligencia espacial tiene que ver con nuestra habilidad a la hora de recrear espacios en nuestra imaginación y poder manipularlos mentalmente. Dentro de esta inteligencia podemos encontrar conceptos como: percepción (capacidad para observar la composición de los objetos y la sensibilidad para apreciar diferentes estilos artísticos); representación (capacidad parar representar objetos en dos o tres dimensiones, maestría para usar las proporciones, los detalles y los colores); talento artístico capacidad para plasmar las emociones y embellecer los trabajos, expresar sentimientos y rasgos abstractos); exploración (capacidad de fliexibilidad y originalidad).
    Esta inteligencia es propia de: pintores, fotógrafos, publicistas, diseñadores, arquitectos, etc.
  2. Inteligencia interpersonal: está relacionada con la habilidad para detectar y entender las circunstancias y problemas de los demás. Dentro de esta inteligencia encontramos: conocimiento de uno mismo (habilidades, intereses y dificultades para relacionarse con los otros, autorreflexión para entender y guiar nuestra conducta); conocimiento de los otros (conocer a los otros, ayudar estrechamente a los compañeros, habilidades de empatía, extraer conclusiones sobre otros basadas en las interacciones); funciones sociales propias de un líder (capacidad para iniciar y proponer actividades, de organizar a los compañeros, de asignar funciones, de supervisar y dirigir actividades); facilitador (capacidad para compartir ideas, información y destrezas con los compañeros, para mediar en los conflictos, para prestar ayuda cuando otros lo necesitan).
    Esta inteligencia es propia de: negociadores, comerciales, etc.
  3. Inteligencia intrapersonal: capacidad de una persona para construir una percepción precisa  de uno mismo y de utilizar dicho conocimiento para organizar y dirigir su propia vida. En otras palabras, es el grado en el que conocemos los aspectos internos de nuestra propia manera de pensar, sentir y actuar.
    Este tipo de inteligencia es propia de: filósofos, psicólogos, teólogos.
  4. Inteligencia corporal-cinestésica: se refiere a las habilidades corporales y motrices que se requieren para manejar herramientas o para expresar ciertas emociones. Dentro de esta inteligencia se encuentran conceptos como: control del cuerpo, sensibilidad al ritmo, expresividad, generación de ideas mediante movimiento y sensibilidad a la música.
    Esta inteligencia es propia de: actores, deportistas, bailarines, etc.
  5. Inteligencia lógico-matemática: es la inteligencia que antiguamente se consideraba como la unitaria. Suponía el término principal del concepto de inteligencia, y se empleaba como baremo para detectar cuán inteligente era una persona. Se refiere a la capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos. Podemos distinguir entre: razonamiento numérico (habilidades referidas al conteo, estimación y cuantificación de objetos); razonamiento espacial (capacidad para encontrar relaciones entre figuras y estructuras espaciales y habilidades de análisis y síntesis); solución de problemas lógicos (habilidades para analizar todos los datos de un problema, relacionadas con el manejo de reglas para realizar inferencias lógicas, para generalizar y aplicar reglas, para solución de problemas).
    Esta inteligencia es propia de: científicos, académicos, economistas, ingenieros, etc.
  6. Inteligencia musical: Está relacionada con el proceso de elaboración y de apreciación de la música; sus ritmos, sus variaciones. Encontramos: percepción (sensibilidad hacia los diferentes modelos rítmicos, habilidad para discriminar los tonos musicales, para identificar tipos y estilos musicales); producción (capacidad y manejo de estrategias de expresividad para cantar y tocar un instrumento, para recordar y reproducir las propiedades musicales de canciones y composiciones); composición (capacidad para crear composiciones simples y estrategias para crear sistemas de notas musicales).
    Esta inteligencia es propia de: músicos, compositores, etc.
  7. Inteligencia naturalista: está relacionada con la capacidad que tenemos a la hora de improvisar con los elementos de los que disponemos en nuestro entorno para utilizarlos de forma creativa y novedosa. Distinguimos entre: habilidades de observación (capacidad de observar con precisión los objetos y hechos de la naturaleza, de detectar los cambios que ocurren, estrategias para organizar y recoger las observaciones); identificar semejanzas y diferencias (capacidad para clasificar, aprendizaje de las relaciones causa-efecto); formular y comprobar hipótesis; interés y conocimiento sobre los fenómenos naturales.
    Esta inteligencia es propia de: exploradores, biólogos, etc.
  8. Inteligencia lingüística: está relacionada con el lenguaje pero también incluye la facilidad con la que escribimos y comprendemos lo que dicen los demás. Contiene conceptos como: imaginación narrativa (capacidad para desarrollar la imaginación y la originalidad para narrar una historia, habilidad para desarrollar el gusto por escuchar y leer historias, de elaborar personajes y favorecer la expresividad); lenguaje descriptivo (capacidad para favorecer el uso preciso del lenguaje para relatar con coherencia los sucesos, experiencias y sentimientos, para describir con precisión las cosas); lenguaje poético (capacidad para usar de forma creativa el lenguaje, de utilizar palabras, rimas y metáforas).
    Esta inteligencia es propia de: escritores, poetas, políticos, etc.

En este post únicamente quiere definir los tipos de inteligencias que comprende esta teoría para, más adelante, proponer algunos recursos y actividades para estimular y mejorar cada una de las inteligencias.

 

Bibliografía:

  • Howard, G. (1995). Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. Editorial Vergara.
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *