Emociones y videojuegos

  1. Inicio
  2. Info- Psicología
  3. Emociones y videojuegos

En la sociedad actual podemos encontrar una connotación muy negativa sobre el uso de los videojuegos. Es cierto que hay un gran número de personas que abusan de ellos y eso puede dificultar su desarrollo y su día a día.

Pero, ¿cuáles son los beneficios que puede tener emplear los videojuegos de forma adecuada?

Según diversos estudios, podemos ver que los videojuegos influyen en la mejora de:

  • La autoestima, la seguridad personal
  • En la motivación de logro y de autosuperación
  • En la motivación hacia el aprendizaje y en procesos de atención que ayudan a aumentar el aprendizaje del individuo.

También se ha demostrado que los videojuegos se convierten cada día más en una manera de comunicarse, de transmitir emociones y conocimientos, de tomar decisiones y de expresarse a la vez que suponen un campo de prueba social en donde se pueden ensayar diferentes roles ya que la persona se identifica con el personaje.
No solo las emociones positivas influyen en el aprendizaje, como puede ser la motivación, sino que también, la frustración producida por los videojuegos puede generar una mayor persistencia con el fin de superar los objetivos que se plantean.

Según las investigaciones, los videojuegos constituyen una gran herramienta de multiestimulación cognitiva-afectiva que genera un aumento del aprendizaje, potencia habilidades digitales, las destrezas manuales y organizativas, el pensamiento estratégico y la creatividad, además de ser una excelente fuente de placer y entretenimiento.

En varios estudios se procedió a estudiar las capacidades y habilidades que se desarrollaban en el aprendizaje según el tipo de videojuego que era:

  • Los juegos arcade (plataforma, luchas…): contribuyen a la orientación espacial y al desarrollo psicomotor.
  • Los deportivos: aumentan la coordinación psicomotora.
  • Los de puzzles y de preguntas: al razonamiento y la lógica.
  • Los de aventura, estrategia y rol: a la reflexión sobre sus valores.
  • Los simuladores: al funcionamiento de máquinas.

Pero, ¿qué tienen los videojuegos que hacen que nos gusten tanto? En psicología se le llama «factores dinamizadores de nuestra conducta»; esto se refiere a que las personas se sienten conectadas a la dinámica interna del videojuego gracias a que son lo suficientemente motivantes y atractivos. Se han nombrado diversos factores dinamizadores como pueden ser: las situaciones que generen competitividad; circunstancias que supongan retos continuos que requieren de una constante superación personal; la existencia de incentivos (que ayudan a mejorar la autoestima del sujeto), etc.

Otro aspecto que hace que los videojuegos sean tan atractivos son las motivaciones en el juego (que esto a su vez fomenta las motivaciones para el aprendizaje). Se distinguen cuatro motivaciones en el juego:

  1. La resolución de problemas
  2. Completar el juego
  3. La mejora del propio aprendizaje
  4. La colaboración con el grupo: este elemento se refiere a los juegos de rol que, a su vez están estrechamente relacionados con los aspectos emocionales ya que los videojuegos en primera o tercera persona tienen la capacidad de inducir cualquier emoción en los jugadores ya que el jugador se identifica con el personaje y se implica emocionalmente con lo que sucede en el juego. Gracias a esto, también se desarrolla la capacidad de empatizar debido a que la persona al identificarse con el personaje puede ser capaz de actuar o pensar acorde a la personalidad de éste.

Como se ha comentado en todo momento, los videojuegos son poderosos generadores de emociones, hay estudios que se han centrado en analizar las emociones que pueden llegar a generarse:

  1. Jugador como observador-participante: son aquellas emociones que se experimentan debido a la interacción con las imágenes y el sonido del videojuego. Por ejemplo, sentir admiración al ver un escenario del juego.
  2. Jugador como actor participante: se refiere a las emociones producidas por los propios actos del jugador, o de las interacciones del jugador con los otros. Por ejemplo, sentir felicidad al haber conseguido superar una fase.

A pesar de haber expuesto todos los beneficios que pueden generar los videojuegos; la visión de que por sí mismos incrementan el aprendizaje es ingenua, ya que los mismos pueden tanto incrementar como influir negativamente en la adquisición de conocimientos. Es el uso racional que se haga sobre ellos el que marcará la diferencia de sus efectos.

Bibliografía:

– González, Carina S y Blanco, Francisco (2008). Emociones con videojuegos:
Incrementando la motivación para el aprendizaje. En SÁNCHEZ i PERIS, Francesc J.
(Coord.) Videojuegos: una herramienta educativa del “homo digitalis” [monográfico en
línea]. Revista Electrónica Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad
de la Información. Vol. 9, nº 3. Universidad de Salamanca.
– Lárez, B. E. M. (2006). Estimulación emocional de los videojuegos: efectos en el aprendizaje. Teoría de la Educación. Educación y Cultura en la Sociedad de la Información, 7(2), 128-140.
– González, C. S., & Blanco, F. (2008). Interacción, Motivación y Emociones con Videojuegos. In IX Congreso Internacional Interacción, Albacete (pp. 9-11).
– Moreno, D. A. A. Diseño de una arquitectura para incorporar emociones en videojuegos.

Artículos de Interés

¡Sígueme en Redes Sociales!

Menú
Hacer Consulta
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!

Haz tus consultas sobre nuestros servicios, metodología, tarifas... de una manera más rápida.

Escríbenos por WhatsApp :)