Adicción a las Nuevas Tecnologías (TIC)

  1. Inicio
  2. Info- Psicología
  3. Adicción a las Nuevas Tecnologías (TIC)

El empleo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es una de las mayores protagonistas de la sociedad en la que vivimos actualmente. Sin embargo, a pesar de las grandes ventajas que tiene el uso de las TIC, trae consigo grandes riesgos y peligros.

Según algunos estudios las TIC en sí mismas no son buenas ni malas, los riesgos o beneficios dependerán del uso que se haga de ellas. Por ejemplo, en el uso de las redes sociales, su uso excesivo en un adolescente puede contribuir a crear en él una falsa identidad, a distanciarse del contacto personal o a distorsionar el mundo real.

Las adicciones a las Nuevas Tecnologías se las denominó también «adicciones tecnológicas»  y están dentro de la clasificación de las adicciones sin sustancias, que son aquellas que no implican la dependencia a un compuesto sino que son una serie de comportamientos que el individuo tiende a hacer de forma descontrolada debido a que le causa placer.
Sin embargo, otros estudios hablan de la posibilidad de cambiar la clasificación ya que explica que el teléfono móvil emite microondas que alcanzan al cerebro y esas radiaciones pueden acercarnos a la idea de que haya un efecto adictivo con una base fisiológica parecido al de las drogas convencionales. A pesar de ello, debido a que la mayoría de investigaciones la clasifican dentro de las adicciones sin sustancias nosotros haremos lo mismo.

Podemos encontrar ciertos rasgos que influyen o hace más vulnerable a las personas a padecer una adicción sin sustancia:

  • Difícil socialización
  • Carencia o pérdida de afecto
  • Cohesión familiar débil
  • Insatisfacción personal
  • Contacto con situaciones estresantes en las primeras etapas de tu vida o en la actualidad
  • Tener baja autoestima y/o alto nivel de impulsividad…

Las adicciones protagonizadas por las TIC más frecuentes son adicción a: videojuegos; móviles; internet y las redes sociales.

Los componentes fundamentales de los trastornos adictivos son: la falta de control y la dependencia. Según unos estudios (Griffiths, 1998) podemos distinguir seis indicadores que identifican la adicción a Internet:

  1. Saliencia: cuando una actividad particular se convierte en la más importante en la vida del individuo, dominando sus pensamientos, sentimientos y conductas.
  2. Modificación del humor
  3. Tolerancia: proceso muy característico de las adicciones donde se necesita aumentar la cantidad de una actividad para lograr los efectos anteriores.
  4. Síndrome de abstinencia
  5. Conflictos: entre el adicto y los que están a su alrededor, conflictos con otras actividades o dentro de la propia persona.
  6. Recaída

Teniendo presente todo lo mencionado anteriormente, encontramos claras consecuencias en el uso abusivo de las TIC:

  • Cambios negativos en el rendimiento o comportamiento escolar y/o laboral
  • Abandono de responsabilidades
  • Disminución de la participación social y/o familiar
  • Aumento del aislamiento social
  • Cambios en el estado de ánimo: irritabilidad, nerviosismo, tristeza, baja motivación, etc.
  • Falta de control de impulsos y establecimiento de conductas problemáticas..

Tras realizar una revisión de varios artículos quiero recoger un resumen de los resultados de estudios españoles sobre uso problemático de TIC:

  1. Se encuentra una mayor disfunción social.
  2. Los chicos utilizan más Internet que las chicas, mientras que las mujeres se caracterizaron por usar el móvil como medio para expresar y comunicar las emociones.
  3. Un 26,1% de las mujeres y el 13% de hombres eran dependientes al teléfono móvil.
  4. El uso intensivo de móvil se relaciona con un consumo excesivo de alcohol, tabaco, depresión, fracaso escolar, ansiedad e insomnio.
  5. Cuando se le pregunta a los universitarios sobre su adicción, el 16,2% se considera adicto a Internet y un 27,7% al móvil.
  6. Encontraron que el uso abusivo del móvil en la adolescentes está relacionado con las otras adicciones conductuales (juego o compras compulsivas, compras compulsivas, adicción al ejercicio).
  7. El uso del teléfono móvil es una forma de afrontar los problemas relacionados con los problemas de autoimagen, las dificultades para la resolución de conflicto y el déficit en las habilidades sociales.

Para finalizar, me gustaría mencionar que los adolescentes son los más vulnerables frente a este tipo de adicción ya que carecen de un control completo de sus impulsos, son más fácilmente influenciables y ven el teléfono móvil como un símbolo de estatus. Por ello, es importante que se ponga en marcha una reeducación en el uso de estos medios (tanto de padres como de profesores) con el fin de evitar posibles riesgos que impidan un desarrollo personal y social.

 

Bibliografía

  • De la Puente, M. P., & BALMORI, A. (2007). La adicción al teléfono móvil:¿ existen mecanismos neurofisiológicos implicados?. Proyecto Hombre: Revista Trimestral de la Asociación Proyecto Hombre, (61), 8-12.
  • Barzabal, L. M. T., & Rodríguez, J. M. H. (2012). El papel de la Educación en el tratamiento de la adicción a la tecnología. Hekademos: revista educativa digital, (12), 73-82.
  • Carbonell, X., Fúster, H., Lusar, A. C., & Oberst, U. (2012). Adicción a internet y móvil: una revisión de estudios empíricos españoles. Papeles del psicólogo,33(2), 82-89.
  • Guzmán Sandoval, D. (2013). Personalidad y su relación con el uso versus el abuso del teléfono móvil.

Artículos de Interés

¡Sígueme en Redes Sociales!

Menú
Hacer Consulta
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!

Haz tus consultas sobre nuestros servicios, metodología, tarifas... de una manera más rápida.

Escríbenos por WhatsApp :)